Conectate con nosotros

Crypto

Bitcoin y cómo las criptomonedas transformarán el mundo financiero

Publicado

el

Bitcoin y cómo las criptomonedas transformarán el mundo financiero

El 13 de enero de 2021, la Oficina del Contralor de la Moneda de los Estados Unidos (OCC) anunció que había dado la aprobación condicional a Anchorage Trust Company, una empresa fiduciaria autorizada, para convertirse en Anchorage Digital Bank. Esto ha convertido a Anchorage en el primer proveedor de servicios de criptomoneda que ha recibido la carta del banco nacional en los Estados Unidos. La empresa se apresuró a anunciar su intención de lanzar en un futuro próximo productos financieros innovadores basados en la moneda digital.

Este reconocimiento de los casos de uso de la criptodivisa en el sector financiero se ha ido sucediendo en los últimos dos años. En 2019, Visa, en asociación con Coinbase, lanzó una tarjeta de débito respaldada por criptodivisas, que permite a los usuarios convertir la moneda digital en moneda fiduciaria para realizar pagos. En 2020, JPMorgan y PayPal se sumaron, para permitir los pagos basados en criptodivisas en sus plataformas.

La aceptación institucional de las criptodivisas también ha llegado en forma de una explosión de proyectos DeFi. DeFi o Finanzas Descentralizadas se refiere a los productos financieros que se crean en una red descentralizada, no controlada por ninguna gran corporación o gobierno. Se considera un movimiento mundial hacia sistemas financieros abiertos. Estos proyectos también han recibido el respaldo de grandes instituciones financieras. El 1 de diciembre de 2020, Visa anunció que se había asociado con BlockFi, una startup de DeFi, para ofrecer tarjetas de crédito que recompensarían a los usuarios en Bitcoin.

Así que la pregunta ya no es si el blockchain y las criptodivisas pueden perturbar el sector financiero, sino cuándo y cómo.

“El sector de los servicios financieros ya ha realizado importantes inversiones en aplicaciones descentralizadas para superar retos como las brechas de seguridad, los retrasos en las transacciones, los costes de las garantías y la transparencia. La descentralización, la inmutabilidad y la transparencia que ofrecen las criptomonedas serán el camino a seguir”, afirma Jean-Yves Sireau, fundador y director general de Deriv.

Transformación de la banca

El sector bancario tradicional, formado por instituciones centralizadas, lleva mucho tiempo sufriendo los problemas típicos de estas redes centralizadas. Los entornos normativos engorrosos o las enormes comisiones que tienen que soportar los clientes, mientras tienen un control limitado de su cuenta son algunos de ellos. La banca tradicional es ineficaz y consume mucho tiempo, además de ser vulnerable a las amenazas a los datos.

Las criptomonedas, en cambio, ofrecen una forma mucho más segura, transparente, eficiente y económica de realizar los procesos bancarios. También eliminan la necesidad de compartir la información personal de los clientes con un tercero o intermediario. La integridad de los datos está garantizada por el carácter inmutable de todos los datos en la red. Nadie puede cambiar la información, ni siquiera el banco.
Incluso cuando se trata de la concesión de préstamos por parte de los bancos, no sólo se puede agilizar el proceso de desembolso de los fondos, sino que los bancos pueden rastrear dónde se utilizan sus fondos prestados, ya que cada transacción quedará registrada en bloques en el ecosistema de la cadena de bloques.

Transacciones transfronterizas

Mientras que las transferencias de fondos nacionales pueden tardar sólo unos minutos, las transfronterizas pueden tardar hasta varios días a través de las vías de pago tradicionales. Además, cuestiones como una infraestructura inadecuada suscitan preocupación en cuanto a la seguridad de los pagos internacionales, dejándolos vulnerables a los ciberataques.

Las criptomonedas han surgido como el medio más eficiente para realizar transacciones transfronterizas. Reducen los costes operativos, al tiempo que eliminan los ciberrobos y los errores humanos. Dado que no se requieren intermediarios para las transacciones de criptomonedas, los costes de procesamiento de estos pagos se reducen significativamente tanto para la institución financiera como para el cliente. La falta de intermediarios también hace que sea un proceso mucho más sencillo.

Verificación de la identidad y KYC

La verificación de la identidad garantiza una mayor seguridad, ya que elimina el fraude y el blanqueo de dinero. Aunque la verificación digital ha simplificado en gran medida este proceso, los clientes tienen que pasar por todo el proceso para cada nuevo proveedor de servicios. Algunos también exigen la autentificación física de los documentos.

Con una red blockchain, una vez que el proceso de KYC ha sido completado por un proveedor de servicios, la información de verificación puede ser compartida o reutilizada por otros proveedores. El cliente puede elegir dar permiso para que su información de identificación se comparta a través de blockchain, por lo que no necesita pasar por todo el proceso de registro cada vez que busca servicios de un nuevo proveedor financiero.

Contratos inteligentes y DeFi

Los contratos inteligentes tienen el potencial de alterar la forma en que se lleva a cabo cualquier negocio en todo el mundo. En el ámbito financiero, puede cambiar por completo la forma de intercambiar dinero e información. Los contratos inteligentes pueden automatizar los procesos de forma totalmente descentralizada, permitiendo la aplicación de reglas de conducta, compromiso y operaciones compartidas.

Al ser autoejecutables, los contratos inteligentes llevan a las criptomonedas mucho más allá de los medios eficientes de transacciones y mantenimiento de registros. Una de las formas en que los contratos inteligentes han causado sensación es a través de los proyectos de finanzas descentralizadas o DeFi. Con DeFi, no solo se automatizan los acuerdos entre varias partes, sino que estos acuerdos ya no requieren intermediarios, como abogados o bancos, para garantizar su cumplimiento.

En los tres años transcurridos entre septiembre de 2017 y agosto de 2020, el valor de los contratos DeFi aumentó de 2,1 millones de dólares a 6.900 millones. Esto también hizo que se disparara el valor de los tokens asociados a estos proyectos. Los tokens nativos negociables de los contratos inteligentes DeFi casi duplicaron su valor solo hasta el mes de agosto de 2020.

Mejora de la experiencia del cliente

Lo más importante es que recurrir a un ecosistema de criptomonedas para proporcionar servicios financieros puede conducir a experiencias de cliente significativamente mejores. No sólo impulsaría la innovación, sino que también conduciría a productos y servicios financieros seguros. Los nuevos productos y servicios podrían introducirse mucho más rápido y de forma mucho más rentable.

“Con la tecnología blockchain, pueden eliminarse los retrasos debidos a la duplicación de información, así como la confusión y los conflictos relativos a la prestación de servicios. Además, la transparencia y los servicios al cliente sin fisuras serán mucho más fáciles de conseguir para las empresas financieras y fintech”, añadió Sireau.

El camino a seguir

Blockchain y las criptomonedas tienen el poder de transformar el mundo financiero al ayudar a salvar la brecha que existe entre las instituciones financieras, los reguladores y los clientes. El futuro ecosistema financiero podría caracterizarse por la colaboración, la innovación, las asociaciones entre las entidades tradicionales y las nuevas empresas de tecnología financiera y una mayor competencia. Al final, todo el mundo podrá beneficiarse de esta transformación.

Podría ser muy refrescante ver a las instituciones financieras tradicionales pasar de ser los gigantes pesados que han sido conocidos en el pasado a ser entidades ágiles y con capacidad de respuesta.

 

 

Continuar Leyendo

Tendencias

error: CONTENIDO PROTEGIDO !!